Menu EvertonChile.cl


Lejano está ese día de San Juan, un 24 de junio de 1909, cuando en una casa del cerro Alegre de Valparaíso, un grupo de hijos de inmigrantes ingleses, provenientes de la clase alta y media de Viña del Mar y Valparaiso, impulsados por David Foxley Chapman, decideron fundar un club deportivo cuyo nombre habría surgido del envoltorio de unos tradicionales caramelos-toffies británicos.

Nacía así el "Everton Football Club", por el entusiasmo y dedicación de los hermanos David y Arturo Foxley, Frank y Hugh Boundy, Percy Holmes, Malcon Fraser y los hermanos "chilenos", Abelardo y Carlos González, entre otros, según cuenta la leyenda oro y cielo.

ESTA ES SU HISTORIA :

David Foxley
Everton fué fundado el 24 de Junio de 1909 en una casa del Cerro Alegre, con la característica de ser un club cerrado, aristocrático e integrado en su mayoría por jóvenes de ascendencia británica de la alta sociedad, que eran ejecutivos y empleados de las casa comerciales inglesas de la zona. Nostálgicos de su tierra natal e impresionados por la campaña invicta que ese mismo mes hizo en Argentina el Everton de Liverpool, decidieron copiar el nombre. Una versión más romántica precisa que la denominación salió del envoltorio de unos caramelos-toffies británicos.

La Gira del Everton Inglés está consignada en el libro History of the Everton Football Club 1878-1928, A Jubilee History, páginas 132 y 133, cuyo autor es Thomas Keates, y fué editado en Inglaterra.

El club comenzó con una carácter multideportivo y el fútbol era una rama menor, pués tenian más importancia el tenis, el bádminton, la gimnasia, la natación, el basquetbol, el atletismo y el rugby. Los fundadores fueron Ives Becke, David Foxley (primer presidente), Arturo Foxley, Percy Holmes, Frank y Hugh Bundy, Malcom Fraser, Humphrey Bolody, Abelardo González, Carlos González y Julio Escobar.

LOS COLORES ORO Y CIELO


La primera controversia fué por la elección de los colores, pues no hubo acuerdo. Un socio propuso los de la bandera del primer barco que llegara al puerto. Y como lo hizo una nave sueca, se optó por el azul y amarillo.

El futbol se afilió en 1911 a la "Football Association of Chile" y decayó, hasta que en 1925 Ives Becke lo hizo renacer con la ayuda del Argentino José Luis Boffi.

En 1926, con una visión más amplia para el futuro institucional, se abrieron los registros a todos los jóvenes deportistas que desearan ingresar. Así se rompía el privilegiado círculo y los apellidos aristocráticos se confundían con los criollos.
:: Ver Mas ::